Dosier I: Ouija

Tengo un pariente directo al que considero muy culto e inteligente, pero es fan de lo paranormal (y los paranormales). Hace poco, me propuse desconvencerlo de ese tipo de creencias, en parte como un reto, en parte porque no podía soportar que una persona tan elevada cayera de esa forma en la superstición. Así que le regalé este libro, el cual recomiendo:

Portada del libro
Portada del libro

Por otro lado, me propuse recopilar unos pequeños dosieres* sobre cada tema esotérico en el que estuviese interesado. La idea era, más que escribir, reunir información (en castellano cuando fuera posible, porque la persona en cuestión no habla inglés) sobre el tema que por un lado presentara la alternativa escéptica, y por otro intentara demostrar que la explicación sobrenatural era descabellada, innecesaria y contradictoria. Intento evitar las burlas directas sobre el tema, así como ser lo más breve posible, presentando las pruebas y nada más. Me da la impresión de que así le cojo con las defensas bajas y, por lo tanto, con una actitud más racional, que es lo que hace falta para deshacerse del lastre de la superstición.

El primero que reuní fue sobre el código secreto de la Biblia, e inmediatemente conseguí que dejara a medias un libro sobre el tema y comprendiera que encontrar los supuestos mensajes no tiene nada de especial. Zeus 1 – superstición 0. Intentaré ponerlo aquí más adelante, por si a alguien le sirve de ayuda.

Este segundo dosier, que aquí es el primero, me lo pienso llevar a casa estas vacaciones de Semana Santa. Ya comentaré si fue o no efectivo. Esto es:

La Ouija:

Líneas importantes:

  • La ouija no es tan antigua como se afirma.
  • La ouija a ciegas y
  • el efecto ideomotor.

Un par de lecturas:

Fuentes:

Vídeo:

Eso es todo, excepto si encuentro algo mejor.

¡Paz!

* La RAE acepta «dossier» con «s» doble, pero no simple. Como por mucho que la RAE sea la RAE (que lo es) eso me parece una metedura de pata, yo lo pongo con una.

¡Juas!

COPE – El Papa recuerda el aprecio de la Iglesia por la astronomía y la ciencia

Jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja

Jesus and Mo

Acabo de añadir a los vínculos del blog la sensacional tira cómoca Jesus and Mo. Aprovecho para soltaros la última tira, que me ha encantado (traducida debajo):

Edge

Jesus and Mo : Edge

JESÚS: La ciencia es genial allí donde alcanza, pero no puede responder a grandes preguntas como «¿por qué estamos aquí?», «¿cuál es el propósito de la belleza?»

MO: «¿Quién creó las leyes de la física y la lógica?»

JESÚS: Esas son pregunas para los teólogos.

CAMARERA: ¿Realmente tienen los teólogos respuestas a esas preguntas? Yo creía que simplemente se las inventaban.

JESÚS: Exacto: la ciencia está limitada por su negativa a inventarse cosas.

MO: Eso es lo que da a la religión ventaja.

La ciencia y el milagro

Después de leer esto, acabo de morir un poco por dentro como científico:

Cinco nuevos milagros en Lourdes · ELPAÍS.com

El Comité Médico Internacional de Lourdes acaba de anunciar cinco nuevas curas atribuibles a causas milagrosas, que podrían añadirse a los 67 milagros ya admitidos por la Iglesia. El comité ha descubierto que desde 2004, cinco individuos franceses de entre 40 y 69 años se han curado por motivos que no tienen una clara explicación médica.

Un médico es un científico, y un científico, cuando no encuentra una explicación (natural, por supuesto) clara a un fenómeno, la busca hasta que se le caiga el cerebro a pedazos, pero no considera el fenómeno atribuible a causas milagrosas, ni permite que su incapacidad para encontrar razones naturales se utilice como argumento para un supuesto milagro. A los médicos que pertencen a ese comite se les debería caer la cara de vergüenza. No son científicos, así que no son realmente médicos.

“Todos los casos han sido objeto de un profundo diagnóstico. Las curaciones han ido acompañadas de una evidente transformación espiritual”, ha dicho François-Bernard Michel, presidente del comité, compuesto por 20 personas, que se reúne una vez al año.

Para llorar, de verdad. ¿Pero qué es esto de certificar una transformación espiritual? Una transformación espiritual no es certificable, porque el espíritu, de existir, es por definición trascendente, no es tratable de forma objetiva, y, por lo tanto, nadie puede evaluar desde fuera una transformación espiritual.

Para que una curación sea tomada en cuenta por el comité, se precisa una observación clínica y un riguroso estudio de los casos por expertos internacionales. Y es imprescindible, además, que medie un “verdadero acto de fe”.

Volvemos a lo mismo: la observación clínica se hace de manera rigurosa, pero lo que se califica de imprescindible no admite rigor, puesto que es subjetivo. ¡Pues bien andamos!

Según la tradición, la Virgen se apareció varias veces a la pastorcilla analfabeta Bernadette Soubirous en 1858.

Hace poco discitía con un amigo católico, que afirmaba que dios (según alguna cita bíblica que no puedo localizar, aunque me gustaría) elige revelarse a los sencillos, y no a los sabios. No fui capaz de hacerle ver que tenía razón, pero porque lo que en realidad ocurre es que el mismo fenómeno que los sencillos toman como manifestación de dios, para los sabios no lo es en absoluto.

Como propina, un articulillo de cope.es:

COPE – Padre Jorge Loring: “No hay contradicción entre ciencia y fé”

[…]esta asociación entre la ciencia indiscutible y los dogmas de fe, dos cuestiones paralelas, ya que según ha declarado la ciencia se dedica al estudio de las leyes de la naturaleza, y “estas leyes son creadas por Dios, por lo tanto no se pueden contradecir ya que Dios no se contradice a si mismo”.

A ver si nos aclaramos: la ciencia es siempre discutible, pero con los hechos en la mano. Los dogmas, por definición, no son discutibles. Atribuirle tu defecto al adversario se llama cinismo.

Por otro lado, si partes de que los dogmas son ciertos para llegar a que la ciencia no puede contradecir a la religión porque estudia lo que es consecuencia del dogma, la conclusión inevitable es que si la ciencia contradice los dogmas, la ciencia está equivocada. De ahí la siguiente afirmación:

[…]esta Sábana es real y no como nos han hecho creer desde algunos medios de comunicación y algunos científicos por la prueba del Carbono 14 que se le realizo.[sic] [Y continúa con razones por las que la prueba no es correcta].

Si la datación hubiera resultado en 2000 años, no hubiesen abierto la boca. La ciencia estaría en lo cierto. La verdad es el dogma, y la confirmación la ciencia, y no al revés, ¿no?

Y lo sorprendente es que sigan fijándose en la ciencia, tanto para el caso de las curaciones como para el de la sábana. Si lo fundamental e imprescindible es la fe y la ciencia no puede contradecirla, ¿por qué siquiera prestarle atención a la segunda?

Para más adelante dejo un artículo sobre la relación entre ciencia y religión, contradicción, no contradicción y magisterios disjuntos en el deísmo y el teísmo.

Si abres tu mente demasiado, se te caerá el cerebro (llévate a mi mujer)

Y por fin algo de humor, aunque en lenguas bárbaras. Siento no haber encontrado una versión subtitulada, pero es que merece mucho la pena. La letra debajo:

EDICIÓN: Versión subtitulada aquí. ¡Muy recomendable!

If anyone can show me one example in the history of the world of a single psychic who has been able to prove under reasonable experimental conditions that they are able to read minds.

And if anyone can show me one example in the history of the world of a single astrologer who has been able to prove under reasonable experimental conditions that they can predict future human events by interpreting celestial signs.

And if anyone can show me one example in the history of the world of a single homeopathic practitioner who has been able to prove under reasonable experimental conditions that solutions made of infinitely tiny particles of “good stuff” dissolved repeatedly into relatively huge quantities of water has a consistently higher medicinal value than a similarly administered placebo.

And if anyone can show me one example in the history of the world of a single spiritual person who has been able to show either empirically or logically the existence of a higher power that has any consciousness or interest in the human race or ability to punish or reward humans for their moral choices or that there is any reason – other than fear – to believe in any version of an afterlife.

I’ll give you my piano, one of my legs… and my wife.

Y en castellano:

Si alguien puede mostrarme algún ejemplo en la Historia de un solo psíquico que haya sido capaz de demostrar bajo condiciones experimentales razonables que es capaz de leer mentes.

Y si alguien puede mostrarme algún ejemplo en la Historia de un solo astrólogo que haya sido capaz de demostrar bajo condiciones experimentales razonables que puede predecir futuros eventos humanos interpretando señales celestiales.

Y si alguien puede mostrarme algún ejemplo en la Historia de un solo practicante de homeopatía que haya sido capaz de demostrar bajo condiciones experimentales razonables que soluciones hechas de partículas infinitamente pequeñas de «cosas buenas» disueltas repetidamente en cantidades de agua relativamente enormes tienen un valor medicinal apreciablemente mayor que un placebo administrado de forma similar.

Y si alguien puede mostrarme algún ejemplo en la Historia de una sola persona espiritual que haya sido capaz de demostrar, empírica o lógicamente, la existencia de un poder superior que tenga alguna consciencia o interés en la raza humana o habilidad para castigar o recompensar a los hombres por sus opciones morales, o que hay alguna razón (que no sea el miedo) para creer en cualquier versión de una vida después de la muerte.

Te daré mi piano, una de mis piernas… y a mi mujer.